jueves, 14 de marzo de 2019

Malacuera, un vino ‘canalla’ y de gran calidad

Nos sumamos a los amigos de Bodegas Malacuera, incorporando sus productos a nuestro portfolio.  Se trata de una bodega familiar acogida a la D.O Ribera del Duero. Sus instalaciones están en pleno Castrillo de Duero, Valladolid, pero el alma permanece bajo una tierra llena de tradición, en las cavidades subterráneas de una zona con mucho acervo vinícola. En Malacuera se elaboran los vinos con uvas seleccionadas de majuelos del entorno del Valle de Botijas y de la comarca ribereña.

Los encargados de llevar el timón son David y Carlos Rodríguez y César Salvador que, junto con el enólogo Ángel Luis Margüello, diseñan cómo será el paladar de lo que allí se elabora. Su pasión por el vino la heredaron de su amigo Gerardo del Pico, quien dedicó toda su vida al campo, amando la vid y tratando su fruto con una mezcla de mimo y tradición. Juntos vendimiaron, pisaron, trasegaron y esperaron las uvas y su mosto para luego compartir ese vino fermentado en barricas de roble de las bodegas, eso sí, siempre acompañados de almuerzos y meriendas en los viejos merenderos de los pueblos de Castilla y León.

Por eso su bodega nace con ese espíritu pícaro y transgresor que intentan plasmar junto al respeto de la tradición que han aprendido a lo largo de los años, añadiendo un toque de atrevimiento en el diseño de sus etiquetas y fusionando la modernidad en la elaboración de sus vinos a la antigua usanza con tendencias hacia los naturales.  

Utilizan dos tipos de uva, la tinta fina o tempranillo para los tintos y esa misma más blanca albillo para los rosados. Todas proceden de cepas de más de 50 años de media, que pertenecen a los viñedos de Castrillo de Duero, en Valladolid, y Quintana del Pidio y La Aguilera, ambos de la provincia de Burgos.

Las uvas del Crianza, que nacen en viñedos de 30-40 años de antigüedad, se vendimian de manera tradicional y pasan a barricas de roble americano y centroeuropeo de tostado medio. Allí realizan una crianza oxitativa durante 14 meses. Después, reposan durante varios meses más antes de presentarse al consumidor. Este vino merece acompañar a los exquisitos platos típicos de la zona (asados, caza y carnes rojas), siendo también un compañero ideal para ibéricos, estofados y platos procedentes de la cocina moderna.

Para el Roble utilizan uvas seleccionadas de la variedad autóctona, el tempranillo, y después permanecen cuatro meses en barrica. El maridaje perfecto es con sopas y preparados de verduras, aves, carnes a la parrilla, guisos y quesos.

Como bien dice su nombre el Malacuera Cepas Centenarias -Drops of Hell- procede de una selección de las mejores uvas de 100% tinta fina de más de 100 años de edad. Su crianza se hace en barricas de roble francés durante 16 meses y tras este periodo descansa en botella otros 14 meses como mínimo. El resultado es un gran vino con una expresión varietal extraordinaria, una textura sedosa y una elegante complejidad aromática. Tanto es así que en 2017 se hizo con la Medalla de Plata del Concurso Mundial de Bruselas. Es ideal para carnes de caza mayor y menor y a la brasa.

El proyecto de esta bodega nació en 2012, después de que sus socios pasaran 25 años elaborando vino para el consumo familiar en sus bodegas subterráneas del siglo XVII, heredades de sus antepasados y con la uva proveniente de los viejos majuelos  que con tanto mimo ellos plantaron. Ahora, estos tres amigos han decidido dar un paso adelante para externalizar el vino y nosotros, como buenos buscadores de las joyas de las coronas que nos dan las vides de esta tierra, no hemos podido resistirnos.

viernes, 15 de febrero de 2019

¡Extealde cumple 20 años!


Un 15 de febrero de 1999 Extealde comenzaba a andar con el agua Don Pepe, de Salamanca, los orujos gallegos Santa Compaña y muchísima ilusión.

Su cabecilla era Paco Herrera, un empresario de toda la vida dispuesto a entrar en el mundo del licor. Pasados los años y después de haber sido uno de los punteros, decidió dar una vuelta de tuerca a su negocio. Porque si por algo se ha distinguido es por su capacidad de diversificar y de buscar otros horizontes dentro de un mismo marco: la hostelería. Ahora no solo tienen licores, con más de 2.000 referencias, sino que también está desacando en el mundo de la alimentación gourmet.

Y lo demuestra en la Feria Dgusta, que ahora cada dos años acerca hasta Valladolid las marcas más punteras del mercado y que consiguió reunir a más de 1.200 hosteleros en su última edición.

Otra de las características de Extealde es su compromiso con la sociedad. Por eso, cada año ponen en marcha una acción solidaria. La última ha sido 'Brinda por la súper capacidad', con el proyecto 'Cocina sin barreras', con el que consiguieron 9.000 euros para que el Centro Obregón de Valladolid pueda construir una cocina de mobiliario accesible y adaptación domótica.

Mucho ha pasado desde ese 15 de febrero de 1999, pero lo que no ha variado ni lo hará nunca es su filosofía empresarial: servicio, calidad y compromiso. Porque Paco, es mucho Paco.

miércoles, 13 de febrero de 2019

Cantadal, la nueva incorporación de Estancia Piedra

Estrenamos mes con una nueva incorporación en exclusividad. A nuestro portfolio se une el vino Cantadal Joven, de Bodegas Estancia Piedra, enclavado en la mayor parcela de viñedo antigua de Toro. Viene de una familia enamorada de los viñedos, rodeada por un equipo formado por profesionales altamente cualificados. Juntos consiguen que su pasión se refleje cada día en un producto de calidad, que representa en carácter de las tierras del Duero.

Cantadal se elabora exclusivamente con las uvas que produce su viñedo ubicado en el pago del que recibe su nombre, situado en el valle de la Guareña. Cuenta con 8,8 hectáreas, donde nace Tinta de Toro y Garnacha en espaldera con más de 20 años.

La vendimia se realiza durante la segunda quincena de septiembre. A la bodega llega siguiendo rigurosos controles de calidad y fermenta en acero inoxidable a 25 grados, mientras que la maloláctica la hace en depósito. Ofrece aromas frescos e intensos a fresa y grosella y en boca es elegante, fresco y equilibrado.

Este nuevo producto se enmarca dentro de  la mayor parcela de viñedo viejo en una sola pieza de la Denominación de Origen Toro, uno de los clones más puros y autóctonos de Tinta de Toro. Sus características de suelo y clima hacen que sea único y diferenciado. Allí nacen desde vinos jóvenes y naturales elaborados sin sulfitos ni tratamientos aditivos hasta otros en los que se puede apreciar el valor del tiempo y la madurez.

Entre ellos está Piedra Natural, procedente del Pago Bocarrage, que utiliza exclusivamente uva bien madura de Tinta de Toro vendimiada a mano. El Piedra Roble es muy aromático, con toques a chocolate y frutos secos que le aporta la madera, mientras que el Crianza tiene abundante presencia de frutos rojos maduros sobre un elegante fondo especiado y tostado.

También está Piedra Prohibida, procedente de un viejo viñedo en vaso de más de 50 años, con cepas salteadas de Garnacha, como era tradición antiguamente.  Finalmente, su Verdejo procede de los Pagos de la Moza y Los Obispos, de la Denominación de Origen Rueda.

Ahora se abre paso Cantadal, cuyas características de suelo y clima hacen que este vino 100% de la variedad Tinta de Toro sea único. Y eso hace que, sin duda, se una a nuestra gama. Porque siempre nos gusta apostar por la calidad y la diferenciación.

viernes, 25 de enero de 2019

¡Lo conseguimos! ‘Brinda por la súper capacidad’ recauda 9.000 euros ¡Gracias!

Entre las noticias que más nos gusta más dar se encuentran las causas solidarias. Y esta, especialmente, nos ha dado una enorme satisfacción. Gracias a todos vosotros hemos conseguido que la campaña ‘Brinda por la súper capacidad’ sea un éxito. Ahora, el Centro Obregón de Fundación Personas contará con una nueva cocina de mobiliario accesible y adaptación domótica para personas con discapacidad intelectual y movilidad reducida.

La campaña, que comenzó el pasado mes de octubre, ha estado activa hasta el 1 de enero y ha contado con la imprescindible colaboración de las bodegas Pinna Fidelis, Valdemonjas, Matarredonda, Estancia Piedra, Bodegas de Alberto, Salvueros, Barbadillo y la marca Zamora Company, con Cruz de Alba, Ramón Bilbao y Sangría Lolea. Y gracias a todos los brindis que durante estos meses habéis hecho con sus vinos hemos logrado que esta fundación cuente con un nuevo espacio de inclusión que llevaba ya tiempo esperando.

La entrega simbólica del cheque tuvo lugar ayer, 24 de enero, en el Centro Ocupacional que tienen en el Polígono Argales. Allí, contamos con la presencia de su presidente, Manuel Fernández y su delegada en Valladolid, María Eugenia del Olmo. Ambos se mostraron muy satisfechos y agradecidos por esta apoyo, que les ayudará a seguir adelante en su propuesta de lograr la inclusión de este colectivo y sus familiares.

También estuvimos arropados por diferentes representantes de las bodegas participantes, como es el caso de Carmen San Martín, presidenta de Bodegas de Alberto; el director comercial de Pinna Fidelis, José Manuel Gómez; el director comercial de Zamora Company, José Luis Méndez; el director general de Salvueros, Raúl Gómez; el director comercial de Estancia Piedra, José Luis de San Ceferino; el director comercial de Valdemonjas, Alejandro Moyano; y el director general de Bodegas Matarredonda, Juan Ángel Juárez.

Tras los discursos inaugurales recorrimos las instalaciones de este centro ocupacional, en la que se encuentran varios talleres, como el de carpintería y el de envasado.

Después, nos reunimos todos en el Gastrobar Santuario para compartir lo vivido y brindar por un día tan especial con los vinos que tanto nos han apoyado en este proyecto.

El próximo paso será ver cómo esta cocina se convierte en realidad. Para ello tendremos que esperar unos meses pero, por supuesto, lo compartiremos con todos vosotros.

miércoles, 2 de enero de 2019

Mayador, la primera sidra ecológica sin sulfitos añadidos ni gluten

Nos encanta añadir nuevos nombres a nuestro portfolio. De nuevo apostamos por la calidad con la primera sidra dulce ecológica, sin gluten, sin sulfitos añadidos y bajo la marca M.Busto, de Bodegas Mayador, que lleva desde 1939 comercializando y elaborando este producto. Desde entonces, ponen todo su empeño en ofrecer a los clientes salud y alta calidad.

En la actualidad se encuentran en Villaviciosa (Asturias), en un paraje natural de 40.000 metros cuadrados y unas instalaciones que permiten mantener un perfecto equilibrio entre la tradición en el prensado de las manzanas y posterior fermentación controlada del zumo con la más moderna y avanzada tecnología en el embotellado.

Sidra dulce ecológica

Destaca su sidra dulce ecológica, con aromas primarios florales propios de las variedades, apareciendo notas maduras frutales en los aromas secundarios. En boca tiene una perfecta sintonía entre la acidez fija y las notas dulces, con un sabor final largo, persistente y con una perfecta integración de la burbuja. Es ideal para maridar con pescado, marisco y quesos.

Pero este no es su único producto. En el apartado de sidras también cuenta con las clásicas de Mayador, las rosé, las de producción limitada y sin alcohol. Asimismo, tiene vinagres, zumos y vinos espumosos, como Mylink, My Gold, Xana y vinos blancos y rosados. En el apartado de vinagres merece especial atención el ecológico, elaborado con manzana ecológica lo que le hace muy beneficioso para la salud. Rico en potasio y enzimas y sin gluten.
Su amplia oferta le ha hecho contar con numerosos puntos de venta internacionales, además de varias certificaciones de calidad y prestigiosos reconocimientos. “De la sidra el inventor fue un humilde mayador”, fue el eslogan que dio a conocer su sidra vinculada a marca-calidad y que ha permitido acceder a numerosos mercados, como el de Estados Unidos, Puerto Rico, Panamá, República Dominicana y México, entre otros.

Ahora, está entre nuestros productos, convirtiéndose en una alternativa perfecta para brindar durante estos días. Porque nuestra apuesta por la calidad siempre sigue adelante, y con el inicio del año no puede ser menos.

viernes, 21 de diciembre de 2018

El equipo de Extealde os desea unas felices fiestas


Arrancamos unas fechas cargadas de ilusión, buenos propósitos y esperanza. En breve celebraremos la Navidad y pronto daremos paso a un nuevo año que esperamos, como siempre, sea para sumar.

Pero antes queremos agradeceros a todos el cariño y la confianza que día a día depositáis en nosotros. Ya son 19 los años que estamos luchando porque la hostelería de Valladolid destaque por su calidad. Por eso, siempre os ofrecemos productos que estén avalados por los mismos parámetros y ponemos en marcha iniciativas como la II Feria Gourmet Dgusta, que ha reunido a miles de profesionales dispuestos a conocer las nuevas tendencias.

También hemos incorporado productos a nuestro portfolio, como las cervezas Damm, con una calidad excelente; La Carnala, especializada en alimentos para cocinas de ensamblaje; las exquisitas conservas de La Real Conservera Española; los vinos de Bodegas Nabal, los cavas Parxet, la dulce ecológica de sidras Mayador y la nueva incorporación de Cvne, Bela.

A ellos añadimos una iniciativa muy especial para nosotros, como es nuestro propio zumo de uva Las dos brujas, y una reforma en nuestras instalaciones para que las visitas resulten mucho más cómodas. En tres semanas hemos ampliado el área de administración de 40 a 100 metros cuadrados, ha crecido parte de la nave y se ha creado una nueva entrada para el área de dirección. Sin duda, una obra que ha requerido mucho esfuerzo y que se ha llevado a cabo de la mano de Euroclean.

Pero si hay algo que siempre nos hace especial ilusión son los proyectos solidarios. Esta vez hemos querido ayudar a Fundación Personas, en concreto a su Centro Obregón de Valladolid. Así, y hasta el 31 de diciembre, cada vez que consumes vinos de Pinna Fidelis, Valdemonjas, Bodegas y Pagos Matarredonda, Estancia Piedra, Bodegas de Alberto, Salvueros, Barbadillo y Zamora Company nos ayudas a poner en marcha una cocina de mobiliario accesible y adaptación domótica para 24 personas con discapacidad intelectual y movilidad reducida, unos súper héroes que nos ha encantado conocer.

A todas estas referencias esperamos añadir muchas más para el próximo año, que también afrontamos llenos de ilusión y con muchas ideas en mente.

Brindamos por todos vosotros y porque estas fiestas las disfrutéis como os merecéis, siempre acompañados de los que más os quieren.

¡Felices días!

lunes, 3 de diciembre de 2018

¡Seguimos sumando productos!

Tenemos nuevos productos que estamos deseando que pruebes. Y además son perfectos para esta época: los cavas Parxet; Bodegas Nabal; Bela, el nuevo Ribera de Cvne, y los magníficos productos de la Real Conservera Española.  

Cavas Parxet

Comenzamos con el cava Parxet. En 1920 salieron al mercado las primeras botellas, elaboradas a través del ‘méthode champenoise’ en el Mas Parxet, donde ya se elaboraban vinos desde el siglo XVIII. Sus uvas nacen dentro de la Denominación de Origen Alella, zona tradicional de grandes vinos blancos. Su característica principal es la presencia de dos microclimas, uno marítimo más cálido y otro más frío. Así obtienen unos vinos frescos, profundos y muy equilibrados.

Otra de sus grandes peculiaridades es su uva Pansa Blanca, distintiva de los cavas Parxet. La otra zona de cultivo que complementa una parte importante de los coupage es la finca de Montargull en Sant Sebastià del Gorgs en la región vinícola del Penedés. Esta histórica finca completa el apasionante proyecto vitivinícola de Parxet y garantiza el futuro de su propuesta.

La nueva generación se ha propuesto asumir el máximo nivel de sofisticación, elegancia, singularidad y sutileza, sin perder de vista la pureza de la fruta, el equilibrio y la importancia de las tareas del viñedo que, junto con la riqueza de sus suelos, hacen de que estos cavas sean excepcionales en todas sus variedades.

Bodegas Nabal

Bodegas Nabal se encuentra situada en la zona más norte de la Ribera del Duero, exactamente en Gumiel de Izan, al norte de la Ribera del Duero Burgalesa. Las zonas de viñedo se sitúan cerca de la bodega, principalmente Gumiel de Izan y otras como, La Aguilera, Sotillo de la Ribera, Gumiel de Mercado, Quintana del Pidio, Baños, Valdeande...

Son conscientes de que la vendimia y el transporte son decisivos para conseguir un vino de calidad. Por eso, siguen vendimiando a mano en cajas de 15 kilogramos para aumentar la calidad en la recepción de la uva. Una vez que llega a la bodega pasa a la mesa de selección, donde se recogen las mejores para entrar en depósitos de acero inoxidable, donde se produce la fermentación de forma espontánea.

Cuenta con una gran variedad de vinos, que se elaboran por medio de procesos naturales poco invasivos, cuidando de que en cada uno de sus procesos reciba un trato amable. En la zona de Ribera de Duero están Nadal; Valle de Nabal y Nabal Rosé, tres excelentes variedades perfectas para los que saben apreciar un buen vino. Ya de la Denominación de Origen Arlanza están los tintos Gran Lerma y Lerma.

Todos vienen de la familia Navarro Balbas quienes, tras una larga trayectoria empresarial de más de 20 años como bodegueros en Ribera del Duero y promotores de la creación de la D.O. Arlanza con sus vinos Lerma, han iniciado este importante proyecto (Enoturístico) en el corazón histórico de la D.O. Ribera del Duero. Gumiel de Izán – Burgos. Su principal característica es su preferencia por los vinos de alta calidad y artesanales, cuidando cada detalle, desde el viñedo a la botella.

Bela Roble, el primer Ribera de CVNE


Cvne se ha adentrado en los vinos de la D.O. Ribera de Duero con Bela Roble 2016, un tinto fino y elegante. Su uva se ha vendimiado a mano y se ha elaborado de manera tradicional en depósitos de acero inoxidable con maceración prefermentativa en frío, realizando una crianza de seis meses en barrica tanto nueva como de un año, de roble americano y francés.  

Real Conservera Española

En la Real Conservera Española solo elaboran conservas de alta calidad a partir de los mejores mariscos y pescados capturados en campaña en las Rías Gallegas y en su mejor momento de sazón. Esta meticulosidad también la trasladadan a sus salsas y jugos, elaboradas con recetas tradicionales y utilizando únicamente ingredientes naturales y sin aditivos. También mantienen procesos ya olvidados, como el tueste de algunos pescados, y seleccionan y colocan cada pieza en la lata para garantizar la mejor de las presentaciones.

Así lo llevan haciendo tres generaciones dedicadas a las conservas de pescado y marisco de calidad durante más de 90 años, como herederos de siglos de la tradición de un pueblo dedicado al mar. Utilizan solo las mejores viandas, capturadas cuando se encuentran en su mejor sazón y en el punto óptimo para su fabricación. Para ello se cuentan con 38 compradores, dedicados exclusivamente a seleccionar los mejores pescados y mariscos en cerca de 74 Cofradías de Pescadores a lo largo de la costa.

Todos estos productos se suman a la gran familia de productos de Extealde, que se define por su rigurosidad a la hora de elegir un producto único por su calidad, su buen hacer y por sus excelentes procesos de elaboración.