miércoles, 1 de agosto de 2018

Agosto, un mes que sabe a vacaciones y a vinos bien fríos

Comienza agosto, cargado de planes para disfrutar de la ciudad, de unas merecidas vacaciones y, sobre todo, del buen tiempo. Y hay que sacar los productos más fríos para refrescar unos días llenos de sol. Porque las comidas comidas con amigos se convierten en estos días en una de las principales actividades.

Y para comidas típicas de las jornadas de sol están las paellas, siempre regadas con los verdejos más potentes de nuestra tierra. Porque para disfrutar de un buen arroz no hace falta irse hasta Levante. Sobre todo si es de la variedad Brazal, Y para acompañarlo nada como unos ricos blancos de Bodegas de Alberto y de Meóriga.

Bodegas de Alberto

Bodegas de Alberto se erigen en una antigua casa de labranza, fundada por la Orden religiosa de los Dominicos en el Siglo XVII. Sus galerías subterráneas, grandes bóvedas de cañón hechas de ladrillo, tienen más de un kilómetro de longitud, constituyendo un verdadero laberinto que recorre el subsuelo de Serrada, en la Denominación de Origen de Rueda. Allí nacen grandes vinos, como el Verdejo Ecológico, que  en su primera elaboración destacó recibiendo Medalla de Plata en el Concurso Mundial de Bruselas. Recientemente también ha obtenido la Medalla de Oro en el prestigioso concurso Berliner Wein Trophy para la nueva añada 2016 y 93 puntos en el  Ultimate Wine Challenge

Precisamente, su Monasterio de Palazuelos Verdejo logró a su vez 90 puntos en este mismo concurso. Se trata de un vino  blanco, seco y afrutado, destacan los aromas frutales con tonos de heno y recuerdos anisados. Otro vino ideal para maridar con arroces es el De Alberto Verdejo Fermentado en Barrica, con pinceladas de cítricos, fruta blanca y madera.

El De Alberto Dorado es actualmente el único que se elabora de forma tradicional de esta manera gracias a un exclusivo método de crianza oxidativa en damajuanas expuestas al sol y posterior envejecimiento en soleras, conservando la madre de más de 70 años. Este método tradicional es el que la familia Gutiérrez ha mantenido desde los años 40, transmitiendo de generación en generación. Su gran calidad le ha llevado a conseguir multitud de galardones y recientemente ha obtenido 95 puntos en Guía Peñín 2019.

Bodegas Meóriga

Meóriga, ubicada en tierras leonesas, produce vinos blancos muy afrutados, de color amarillo verdoso, con aromas cítricos, herbáceos, hinojo y un agradable amargor. Su Esencia 27 es un verdejo que ya ha conseguido diferentes galardones, como el Premio CINVE Oro 2017 y 2016 y 2012 y el Zarcillo de Plata 2013.  

Bajo la Denominación de Origen de Tierra de León tienen su Esencia 33 Albarín Blanco, Premio Monovino de Oro 2016. Se caracteriza por su color amarillo brillante, con tonalidades verdosas y gran complejidad de aromas a fruta fresca y tropical, además de florales con toques herbáceos. Su uva, de la variedad Albarín, es muy peculiar y escasa y cuenta con una personalidad propia que nada tiene que ver con el albariño.

Arroz Brazal

Y para acompañar estos grandes vinos nada como un sabroso arroz, sobre todo si es de Brazal, cultivado con agua de los Pirineos. Son tan especiales porque sus arrozales están ubicados en los campos de Ejea de los Caballeros, Sádaba y Alcolea de Cinca (Zaragoza), que están a mayor altitud y menores temperaturas que cualquier otra región de España. Además, el agua con la que regamos nuestros campos es agua limpia y fría procedente del deshielo de la nieve de los Pirineos. Estas condiciones favorecen una maduración lenta y homogénea del grano, reduciendo notablemente la presencia de plagas y enfermedades. Otra de sus características diferenciadoras es el control que realizan de cada cada fase del proceso productivo, lo que les permite llevar el arroz del campo a la mesa y asegurar su calidad.

Para cada tipo de cocinado cuentan con su propia variedad: Maratelli, apropiado para paellas, risottos y arroces al horno; Bomba, para arroces caldosos y melosos; Integral, para los que tienen verduras, ensaladas y guarniciones; Balilla X Sollana, para risottos y melosos;  y Guadiamar, especial para arroces blancos, sushi y paellas. A ellos se une un kit especial para elaborar sushi, Haztumaki.

Con todos estos productos conseguirás una mesa redonda, en la que prima la calidad, una de las cualidades que más nos gustan en Extealde.